Biografía artística de María Begoña Fernández Bustillo

Burgalesa afincada en Cantabria y con gran pasión por la tierra asturiana, en la cual viví durante unos años.

 

Desde muy pequeña supe que terminaría pintando; fue un descubrimiento ver que con mi mano podía expresar esos sentimientos, deseos, sensibilidades y misterios que mi mente transportaba.

 

Ángel Izquierdo, mi gran amigo, y como todos saben y conocen gran artista donde los haya, fue quien empezó a animarme a sacar a la luz esos trabajos que yo hacía…y así empezó este recorrido…

 

Tuve una formación en una escuela-taller dirigida por el pintor y dibujante Emilio Moreno; allí aprendí lo conciso y lo etéreo, lo mágico e ilógico y nuevas posibilidades de lenguaje.

 

Mi primera exposición fue en 1999 en Cabezón de la Sal, en la Casa de Cultura “Conde San Diego”. Resultó ser una exposición emotiva además de ser el inicio, pues fue en memoria de mi hermano Quique, que había fallecido en 1997.

 

Siempre fui una admiradora del Impresionismo, sus colores y su forma de plasmar la luz me atraparon, dando lugar a crear mi “mundo impresionista”. Monet es de mis favoritos en el movimiento impresionista junto con Renoir, Sisley y Pisarro, este último llegando al post-impresionismo y al puntillismo.

 

Dentro del impresionismo español serán Sorolla y Rusiñol los que más atraen mi atención, el primero por su forma de transmitir optimismo y alegría, y el segundo, que fue conocido como el pintor de los jardines, ya que siempre plasmaba bellos paisajes de jardines españoles.

 

El arte dentro de su amplio abanico: realismo, simbolismo, modernismo, neoimpresionismo, expresionismo, cubismo, surrealismo, etc. es un gran estudio a través del tiempo que nos hace tener una visión del mundo en general, siendo una necesidad social para comunicarnos y expresarnos con los demás.

 

© 2015 María Begoña Fernández Bustillo. Todos los derechos reservados.